domingo, 3 de mayo de 2015

Traducciones latinas (I)


El lobo y el cordero.

Lupus et agnus in fluvii ripa aquam potabant. Superior stabat lupus longeque inferior agnus. Agnus parvus et innoxius erat, at lupi audacia magna erat. Agni et cervi lupos timent, nam lupi agnos saepe devorant. Agnus lupum videt et fugam temptat, sed lupus videt etiam agnum et causam iniuriae quaerit. "Tua causa", dicit, "aqua turbida est". At agnus respondet: "tu potas superior et aqua decurrit a te". Tamen lupus iniustus timidum agnum vulnerat et devorat. Sic viri iniusti fictis causis viros infirmos et innoxios saepe opprimunt.


El lobo y el cordero bebían agua en la orilla del río. El lobo estaba en la parte de arriba y el cordero estaba mucho más abajo. El cordero era pequeño e inocente, por el contrario la audacia del lobo era grande. Los corderos y los ciervos temen a los lobos, pues a menudo los lobos devoran a los corderos. El cordero ve al lobo e intenta la huida, pero el lobo también ve al cordero y busca el motivo de la ofensa. “Por tu causa”, dice (el lobo), “el agua está turbia”. Pero el cordero contesta: “tú bebes en la parte de arriba y el agua fluye desde ti”. Sin embargo el injusto lobo hiere y devora al tímido cordero. Así, los hombres injustos, con causas fingidas, oprimen frecuentemente a los hombres enfermos e inocentes.


Dos grandes diosas.

Romae non uni Deo, sed multis deis deabusque Romani pulchra templa aedificant; templa auro et argento ornant atque deis deabusque magna dona offerent; in templis magna pulchraque simulacra deorum sunt. Romani fabulas deorum et dearum narrant. Fabulae carae sunt puellis, nam fabulae puellas delectant. Multae fabulae memorant antiquas deas. Minerva dea non solum sapientiae magna dea est, sed etiam pugnas amat atque hastam galeamque habet. Multae sunt statuae et arae Minervae, reginae incolarum Graeciae. Graecae puellae magna cura Minervae aras rosis ornant. Diana, lunae silvarumque dea, sagittas portat atque sagittis feras vulnerat et necat. Cerva Dianae sacra est.

En Roma, no para un Dios, sino para muchos dioses y diosas, los romanos construyen hermosos templos; adornan los templos con oro y plata y ofrecen grandes regalos y los dioses y diosas. En los templos hay grandes y bellas estatuas de los dioses. Los romanos cuentan fábulas de los dioses y las diosas. Las fábulas son amadas por las niñas, pues las fabulas les gustan (a las niñas). Muchas fábulas recuerdan a antiguas diosas. La diosa Minerva no es solo la gran diosa de la inteligencia, sino también ama las batallas y lleva una lanza y un casco. Hay muchas estatuas y altares de Minerva, reina de los habitantes de Grecia. Con gran esmero, las niñas griegas embellecen con rosas los altares de Minerva. Diana, diosa de la luna y los bosques, lleva flechas y con las flechas hiere y mata a las fieras. La cierva de Diana es sagrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario